Tratamiento psicológico de la depresión

depresiónLa depresión es un problema importante de salud pública mundial debido tanto a su prevalencia relativamente alta a lo largo de la vida como a la importante discapacidad que causa. Sin tratamiento, la depresión tiende a hacerse crónica, a recurrir y a causar una discapacidad que se acentúa con el tiempo. (OMS, 2007)

Es por ello, que es importante realizar un buen diagnóstico y un tratamiento eficaz. Varias modalidades de tratamiento (terapia cognitiva, terapia conductual, terapia farmacológica y terapia interpersonal) han demostrado su efectividad en ensayos clínicos controlados y ofrecen resultados finales semejantes al final del tratamiento.

El tratamiento psicológico es el tratamiento de elección para la depresión, se ha mostrado que tiene, como mínimo, la misma eficacia que la medicación, tanto en el tratamiento agudo, como en la continuación (previniendo recaídas) y en el mantenimiento (previniendo recurrencias), y es preferible en tanto que no tiene los efectos secundarios de los psicofármacos. (Marino Pérez Álvarez y José Manuel García Montes, 2001)

La terapia de conducta consta de diferentes procedimientos que hacen énfasis en algunos aspectos de la depresión como la disminución de actividades agradables, la inadecuación de las habilidades sociales, el no afrontamiento, la sensación de falta de autocontrol, la solución de problemas y las dificultades de pareja. Si bien todos los procedimientos ponen su énfasis en aspectos conductuales de la depresión, cada uno pone el acento en distintos aspectos.

La terapia cognitiva, se caracteriza por ser un tratamiento diseñado específicamente para la depresión. Concibe la depresión en términos de pensamientos negativos sobre sí, el mundo y el futuro, debidos a ciertos esquemas depresógenos y a errores lógicos en el procesamiento de la información. La terapia se concibe como un enfoque psicoeducativo, diseñado tanto para modificar cogniciones como conductas, por este motivo es conocida también como terapia cognitivo – conductual.

La terapia interpersonal considera la importancia de 4 áreas en la depresión como son el duelo, las disputas interpersonales, la transición de rol y los déficits en habilidades sociales.

Dado que los tres tipos de terapia psicológica se han mostrado eficaces para el tratamiento de la depresión, la decisión sobre que terapia aplicar, recae en la decisión de cada psicólogo, teniendo siempre en cuenta los conocimientos sobre los diferentes procedimientos y las habilidades de cada terapeuta.

Tratamiento psicológico de la depresión
Facebooktwitterlinkedinmail