¿Qué son los problemas de conducta en la infancia y la adolescencia?

Imagen original de http://intergalacticrobot.blogspot.comCuando hablamos de problemas de conducta en la infancia y adolescencia nos referimos a aquellos hábitos o costumbres comportamentales que por exceso o defecto resultan inadecuados. Para poder clasificar un comportamiento como excesivo o insuficiente, debemos considerar el contexto en el que sucede. La importancia del contexto es indiscutible, puede ser adecuado que un niño corra en el parque pero no en la sala de espera del médico.

Algunos ejemplos de comportamientos excesivos:

  1. Un niño se levanta a menudo de la mesa durante las comidas, juega con la comida y tiene berrinches cuando no le gusta la comida.
  2. Un niño monta rabietas cuando llega la hora de irse a la cama y se levanta a menudo una vez acostado en la cama.
  3. Un adolescente interrumpe frecuentemente las conversaciones de los adultos, grita e insulta cuando no obtiene la respuesta que desea y amenaza continuamente para conseguir sus objetivos.

Algunos ejemplos de comportamientos insuficientes:

  1. Un niño no recoge sus juguetes, no se viste ni desviste sólo a pesar de saber hacerlo.
  2. Un adolescente no expresa sus sentimientos, no participa en las conversaciones familiares ni responde cuando se le pregunta por su opinión.
  3. Un adolescente no hace sus deberes del colegio, no ordena su habitación ni colabora con las tareas domésticas.

La desobediencia, las rabietas, el oposicionismo, etc. forman parte de los trastornos de conducta durante la infancia y la adolescencia. Estas conductas resultan muy perturbadoras en la vida diaria y los padres con frecuencia no saben cómo actuar.

Muchos padres ante la impotencia que sienten para controlar la conducta de sus hijos caen en el error de asumir los problemas de conducta como algo inherente a la conducta de su hijo y no buscan soluciones a esos problemas amparándose en el “él es así”, “ya cambiará cuando sea más mayor”, “está adolescente, ya madurará.”

Estos problemas si no los gestionamos adecuadamente en sus comienzos tienden a incrementarse en frecuencia y magnitud, generando en los padres una sensación de falta de control sobre la situación que también se va incrementando.

¿Qué son los problemas de conducta en la infancia y la adolescencia?
Facebooktwitterlinkedinmail
Etiquetado en: