¿Por qué suceden los problemas de conducta en la infancia y la adolescencia?

Imagen original de http://www.openclipart.org¿Por qué los niños y adolescentes se comportan así? Una de las variables más importantes en la génesis y mantenimiento de los problemas de conducta son las consecuencias derivadas de dichas conductas. Algunas conductas como contestar inadecuadamente, gritar, llorar, patalear, insultar, etc. son conductas que pueden utilizar para conseguir lo que desean: atención, premios, evitar tareas indeseadas, etc.

En ocasiones los padres en vez de dedicar la atención a las conductas que el niño hace bien, sólo reaccionan a sus demandas cuando llora, grita y monta la rabieta ya que ésta es molesta y perturbadora, además en numerosas ocasiones acaban cediendo a sus exigencias para poner fin cuanto antes a esa situación. De esta manera, el niño aprende que estas conductas coercitivas le ayudan a conseguir lo que quiere y tenderá a mantener esta conducta en el futuro.

Con frecuencia, cuando el niño recoge sus cosas, come adecuadamente, se viste solo, o cuando el adolescente realiza sus deberes, colabora en casa, llega puntual a su hora…nos olvidamos de reforzar estas conductas, ya que se supone que es lo que debe hacer y se espera de él, y por tanto no es recompensado. El niño o adolescente a lo largo del día puede realizar muchas conductas adecuadas pero no recibe nada a cambio de ellas. Sin embargo, una sola conducta incorrecta puede hacer que reciba mayores gratificaciones que todas las buenas. A pesar de que se le riña o castigue, el niño obtiene inmediatamente a su conducta atención por parte de los padres y puede ser, tan sólo eso, lo que el niño buscaba.

Otra variable importante implicada en estas conductas es la inmediatez del refuerzo. La efectividad del refuerzo se relaciona directamente con el tiempo que transcurre desde que se realiza la conducta hasta que se recibe, cuanto más inmediato más efectivo. Las conductas positivas tardan generalmente más tiempo en ser reforzadas ya que al no ser molestas muchas veces pasan desapercibidas. Sin embargo, las conductas negativas son reforzadas al instante para evitar que duren demasiado en el tiempo.

Por lo tanto es el manejo de las contingencias que siguen a las conductas, lo que permite cambiar o modificar las conductas de los niños y adolescentes.

¿Por qué suceden los problemas de conducta en la infancia y la adolescencia?
Facebooktwitterlinkedinmail
Etiquetado en: