Las neuronas espejo

reflections-1402132-1279x905Alguna vez…¿Has llorado mientras veías que al protagonista de la película que estabas viendo le ocurría algo malo? ¿Alguna vez has sentido un pinchazo de dolor al ver a una persona herida? ¿En alguna ocasión has corrido a coger el metro cuando se acercaba a la estación sin tener prisa solamente porque todos los de alrededor lo hacían? ¿Cuántas veces has bostezado al ver bostezar o te has reído al ver a otro reírse?

En todos los casos anteriores las responsables son las neuronas espejo.  Estas neuronas se relacionan con la conducta imitativa, social y empática.

Las neuronas espejo son un grupo de neuronas que se activan en tres situaciones: Cuando realizamos una conducta; Cuando observamos a otro realizar una conducta; Cuando nos imaginamos la realización de una conducta.

En los dos últimos casos, se trata de una respuesta refleja ya que no hay una conducta real que active la respuesta neuronal.

Las neuronas espejo se activan en el nacimiento y son las responsables del aprendizaje por imitación. Además son las responsables de la empatía, activando zonas del cerebro vinculadas a los sentimientos cuando es el otro quién las experimenta.

Cuando se trata de enseñar conductas a los niños, éstas neuronas son especialmente importantes, demostrando por qué en el día a día educan más las acciones que las palabras.

Los niños aprenden con mayor facilidad aquello que ven, que aquello que se les dice; se contagian fácilmente de las emociones que les rodean, como si fueran pequeñas esponjas a la hora de absorber emociones. Por esto, es habitual que los bebés rompan a llorar al escuchar a otro bebé llorar, imiten las conductas de los hermanos mayores o adultos, etc.

Las neuronas espejo
Facebooktwitterlinkedinmail
Etiquetado en: