La amaxofobia o miedo a conducir

amaxofobiaAmaxofobia es una palabra de etimología griega que significa miedo a conducir (amaxo=carro, carruaje y fobia= temor, miedo).

La amaxofobia se caracteriza por la aparición de un miedo intenso que se experimenta al conducir un vehículo o simplemente al pensar en hacerlo. Esta respuesta de ansiedad o agitación a menudo se traduce en verdaderos ataques de pánico que pueden llegar a incapacitar a la persona para conducir.

La persona que tiene miedo a conducir desarrolla una serie de pensamientos irracionales, no se ajustan a la realidad, que le provocan miedo. Este miedo desencadena una serie de síntomas fisiológicos (taquicardia, mareos, inestabilidad, temblores, sudoración excesiva…) Ante estos síntomas la persona siente que no tiene el control de la situación y tiende a dar respuestas de evitación o huida.

En ocasiones, la amaxofobia puede tener el origen en un accidente de tráfico previo, ya sea de uno mismo o de personas del entorno más próximo, sin embargo, hay ocasiones en las que este miedo no tiene un antecedente claro.

La terapia cognitivo-conductual es un tratamiento eficaz para superar este trastorno. Realizando un análisis funcional de la conducta de conducir, la persona en terapia toma conciencia de aquellos factores que lo han originado y aquellos que lo mantienen. Una vez analizado y comprendido el problema, mediante técnicas de relajación y de reestructuración del pensamiento aprende a afrontar el problema y a exponerse de manera gradual a diferentes conductas relacionadas con la conducción.

La amaxofobia o miedo a conducir
Facebooktwitterlinkedinmail
Etiquetado en: