¿Cómo puedo ayudar a mis hijos a llevar mejor el confinamiento?

El confinamiento implica pasar mucho tiempo todos juntos, en un espacio cerrado y limitado. Os dejo unas pautas para poder ayudar a nuestros hijos a entender la situación y a llevarla de la mejor manera posible:

  1. Explicar con lenguaje comprensible y adaptado a cada edad qué es el coronavirus, qué es importante hacer para evitar su propagación y por qué es importante quedarnos en casa. Os recomiendo el cuento “Rosa Contra el Virus” publicado por el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid.
  2. Dar la información necesaria de la manera más objetiva posible, buscando información contrastada en fuentes oficiales. Evitar dar detalles innecesarios, caer en alarmismos, la sobreinformación, así como protegerles de imágenes que no aporten y puedan hacerles daño. Si son pequeños sería ideal que no vean la información en la tele sino que seamos los padres quienes les aportemos la información acorde a la edad, maduración y sensibilidad de cada hijo.
  3. Establecer una rutina. Los niños para sentirse seguros necesitan rutinas que les permitan conocer qué van a hacer a lo largo del día. Para ello puedes dibujar en un póster o cartulina las cosas que vais a hacer. Puede ser útil implicar a todos en la toma de decisiones de la planificación familiar realizando una reunión familiar en la que cada uno pueda aportar ideas.
  4. Darles responsabilidades y tareas acordes a la edad. Permitirles participar en las tareas domésticas y familiares les hace sentirse útiles. Podemos pedirles ayuda y agradecerles su colaboración en el buen funcionamiento de la casa.
  5. Si los coles les facilitan tareas, es importante, los días laborables dedicar momentos concretos para realizar las tareas escolares. Esto les ayuda a mantenerse orientados en el tiempo y saber cuándo es día laborable o festivo.
  6. Tener contacto con los amigos mediante fotos, videos mostrando a los demás amiguitos su día a día, les ayuda a ver que es una situación similar para todos. Además fomenta el vínculo entre ellos y el sentido de pertenencia al grupo desde la distancia. Si son más mayores pueden escribirse emails, mensajes de whatsapp, llamarse o hacer videollamadas.
  7. Permitirles expresar como les afecta la situación, validando sus emociones. Si son muy pequeños podemos ayudarles a identificar sus emociones poniéndoles nombre. Los niños pequeños pueden expresar sus emociones a través del juego simbólico, el dibujo…En niños más mayores podemos escucharles y hacerles sentirse comprendidos. La validación de las emociones es muy importante para que puedan gestionarlas adecuadamente.
  8. Buscar el equilibrio entre momentos de juego libre que les permita ser creativos y juego un poco más estructurado que les aporte seguridad.
  9. Cuando hay varios peques en casa es fundamental encontrar momentos de juego en familia o con hermanos, pero también favorecer que cada uno de los peques tenga su tiempo y espacio para jugar solos. Son días de estar todos juntos en casa y para evitar saturarnos unos de otros, cada uno necesita su espacio un rato al día.
  10. Facilitar juegos que les permitan moverse y hacer algo de ejercicio. Los niños tienen mucha energía y necesitan poder liberarla a través del ejercicio físico. Podemos improvisar una canasta con una papelera, improvisar una rayuela con cinta en el suelo, pasarnos la pelota por el pasillo, jugar a la goma, poner la wii, bailar o cualquier otra actividad  de movimiento.
  11. Facilitar la comunicación familiar, para ello es importante  buscar momentos en los cuáles no haya tecnología (televisión, móviles, tabets…) y se pueda hablar sin distracciones. Los desayunos, comidas y cenas pueden ser un buen momento para ello.
  12. Dado que vamos a pasar mucho tiempo juntos en poco espacio, puede ser interesante buscar espacios para la resolución de los conflictos que puedan surgir y ayudarle a enfocarse en sus propias soluciones para mejorar la dinámica y funcionamiento familiar.
  13. Ser ejemplo de afrontamiento positivo para ellos. Los padres somos el espejo en el que nuestros hijos se miran para obtener referencias de cómo actuar, sobre todo en situaciones novedosas y desconocidas.
¿Cómo puedo ayudar a mis hijos a llevar mejor el confinamiento?
Facebooktwitterlinkedinmail
Etiquetado en: