¿Cómo detectar un Trastorno de la Conducta Alimentaria o TCA?

El 30 de noviembre es el día internacional de la lucha contra los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA). Si no sabes qué son, ya hablaba sobre ellos en esta otra entrada.

Los TCA se han convertido en un importante problema de salud pública, que afecta a los ámbitos físico, psicológico y social, con importantes repercusiones para las personas que los padecen y su entorno más próximo.

La mayoría de los TCA se inician en la adolescencia. Según cifras de la Asociación Española de Pediatría la prevalencia estimada de TCA entre las mujeres adolescentes escolarizadas en los estudios españoles es de un 4-5%.

A pesar de que el tratamiento de los TCA es largo y  complejo, y los recursos asistenciales especializados son escasos, su recuperación es posible en alrededor del 70 % de las personas.

Entre los factores que facilitan la recuperación está la detección temprana del trastorno, por este motivo, considero importante exponer algunos comportamientos que pueden estar relacionados con la existencia de un TCA.

  • Preocupación constante y permanente por la comida, la mayoría de los pensamientos y temas de conversación se relacionan con la comida y la dieta.
  • Atención excesiva a etiquetas de los alimentos, su aporte calórico, sus métodos de elaboración, etc.
  • Realización de dietas restrictivas sin prescripción médica ni justificación de salud. Negación a comer determinados tipos de alimentos.
  • Aparición de sentimiento de culpa, tristeza y ansiedad tras las comidas.
  • Tratar de comer en solitario para evitar que el resto de la familia sea consciente del patrón de alimentación que está siguiendo.
  • Comer a gran velocidad.
  • Encontrar comida escondida en su habitación o muchos restos de comida en su papelera.
  • Levantarse de la mesa y encerrarse en  el baño después de comer.
  • Realización inmediata de ejercicio físico tras las comidas (pasear, abdominales, bici,…)
  • Práctica excesiva de ejercicio físico con el único objetivo de bajar de peso
  • Pérdida o aumento rápido de peso injustificado
  • Miedo y rechazo exagerado al aumento de peso
  • Desaparición de la regla durante tres meses seguidos
  • Provocarse el vómito tras las comidas
  • Consumo de laxantes y diuréticos
  • Comentarios que demuestren una distorsión en la imagen corporal
  • Vestir ropa ancha para ocultar el cuerpo
  • Saltarse comidas
  • Mentiras relacionadas con la alimentación

Los comportamientos mencionados no son criterios diagnósticos, pero si pueden tomarse como señales de presencia de la enfermedad, de manera que si aparecen sería aconsejable comentarlo con un profesional.

Si crees que alguien cercano, o tú mismo/a, puede tener un TCA y necesitas ayuda puedes ponerte en contacto conmigo.

¿Cómo detectar un Trastorno de la Conducta Alimentaria o TCA?
Facebooktwitterlinkedinmail